El significado de ser una madre trabajadora

Levantarse cuando el sol aún no aparece. Despertar a los niños y cambiarlos. Prepararles el desayuno. Cuidar de que no se vayan a ensuciar. Subir y buscar el uniforme del trabajo, vestirse y maquillarse en cinco minutos, comer algo durante el camino que se recorre para llevarlos a la escuela. Dirigirse rápidamente a la oficina, no sin antes pasar por un tráfico intolerable; es sólo el comienzo de lo que vive día a día una madre trabajadora.

• • •