No lo escuches

¿Está ahí? Sientes su presencia, ¿Verdad? Si te llama no le respondas, quizás sean las últimas palabras de tu voz. ¿Lo ves? Vuélvete ciego antes que él lo haga por ti. No respires, tal vez así no pueda escucharte, aunque será en vano porque él logrará sentarse a tu lado. Intenta no pensar en él. Ahora, ¡olvídalo todo! Él ya está en camino por ti, ¿Lo escuchas?

• • •

Carta a José “Pepe” Issa Sagasti

Abrí la carpeta que tenían tus poemas. La mayoría eran en máquina de escribir, pero algunos estaban escritos a mano. Increíble. Supongo que, al igual que yo, nunca pensaste ser escritor, ya que fuiste profesor de física. Eso de hacer versos lo tuviste siempre; y ahora entiendo que lo heredé.

• • •

Entre malabares y viajes

Es común ver en los semáforos de Guayaquil a una persona montando un show de pocos segundos; hay desde malabaristas con pelotas de tenis hasta acróbatas que caminan por una cuerda floja, atada de un poste a otro. En esta ocasión, mientras miraba por la ventana de la buseta, observé a una simpática artista nómada en uno de los semáforos colocados frente al centro comercial San Marino.

• • •